Precauciones

Los aceites esenciales tienen un efecto muy positivo en el equilibrio de nuestro estado físico y emocional. Pero siempre debemos recordar que su uso imprudente puede acarrear consecuencias nefastas.

* Los aceites esenciales son sustancias muy concentradas, por lo que basta una reducida cantidad para obtener los mejores resultados. Exceder la cantidad recomendada, además de ser bastante perjudicial para su salud, no mejorará los resultados.
* Antes de iniciar cualquier tratamiento debe consultar con su médico o terapeuta.
* Algunos aceites, como el de romero, la salvia, el tomillo o el hinojo, no son aconsejables para personas hipertensas, epilépticas o portadoras de alguna enfermedad de tipo neurológico. Otros, como la angélica, el enebro, la mejorana, el romero, el hinojo, la camomila, la lavanda o la melisa, no deben ser utilizados durante el embarazo, pues poseen propiedades diuréticas.
* No ingiera aceites esenciales. Su consumo por vía oral podrá originar graves daños internos.
* No aplique aceite esencial puro directamente sobre la piel, dilúyalo siempre en aceites conductores.
* Lávese siempre las manos después de utilizar aceites esenciales puros.
* En caso de contacto accidental con los aceites esenciales a través de la piel o los ojos, lave la zona afectada con agua abundante. Después, coloque unas gotas de aceite de almendras dulces para diluir cualquier residuo restante y calmar la irritación provocada.
* Mantenga los aceites esenciales fuera del alcance de los niños.
* Los aceites esenciales son altamente inflamables, por lo que deben permanecer apartados de cualquier fuente de calor.
* Antes de utilizar cualquier aceite esencial debe comprobar si le causa alergia o irritación en la piel.
* Algunos aceites esenciales, como los cítricos de angélica o verbena son fototóxicos, por lo que si se aplican algunas horas antes de exponerse al sol, pueden originar pigmentaciones irregulares y permanentes en la piel.

 

La información que aquí mostramos sólo tiene propósitos informativos y educacionales.
Por favor, antes de iniciar cualquier tratamiento consulte con su médico o terapeuta.