Garantía de los Sistemas de Destilación Profesional

El periodo de garantía depende del modelo de sistema y de la aplicación que le es dada.

Para más información, consulte por favor cada modelo específico para verificar el periodo de garantía.

La duración establecida en la garantía se refiere al usuario que trabaja simplemente durante dos meses con el sistema de destilación en la época de la cosecha, es decir, 45 días por año. Si el usuario emplea el sistema de forma continua, es decir, 365 días por año, siendo este tiempo considerado un sistema de destilación en el cual no se detiene, el periodo de garantía será reducido a la mitad, de acuerdo al tiempo especificado para cada modelo.

Esta garantía no se aplica a los caños, tubos, válvulas u otras juntas de latón o de cobre, tampoco se aplica en el caso del uso incorrecto del sistema, ni en el uso del sistema de forma incorrecta, ni del manejo inapropiado por personas no autorizadas, ni en el caso de la falta periódica de mantenimiento por parte del consumidor ni del no seguimiento de las precauciones generales. Esta garantía tampoco cubre el desgaste natural de las partes mencionadas arriba, ni los daños causados al sistema por los efectos del agua, como por ejemplo, las consecuencias del uso de agua calcárea.

Cualquier artículo defectuoso que esté cubierto por la garantía será sustituido sin costes adicionales.

El consumidor deberá comunicar por escrito, en un plazo de dos meses, cualquier anomalía encontrada después del conocimiento de la misma.

Precauciones Generales en el Uso de los Sistemas de Destilación Profesional.

Estes sistemas fueron producidos con gran preocupación de seguridad. Sin embargo, si fueran inapropiadamente utilizadas podrán causar heridas o incluso la muerte a través de explosión. Para evitar accidentes durante la operación asegúrese de que se cumplen las siguientes normas de procedimiento:

* Todos los sistemas de destilación incluyen válvulas de presión y monitores: el usuario deberá de asegurarse de que estes están funcionando correctamente y que un control de mantenimiento general es llevado a cabo por personas cualificadas, al menos cada seis meses.
* Si los sistemas de destilación incluyen una entrada automática o semiautomática de agua para la caldera, éstas junto con las válvulas de juntas deberán ser contraladas periódicamente con objetivo de verificar si están obstruidas y si el agua puede circular libremente.
* Si los sistemas de destilación incluyen un indicador de nivel de agua en la caldera, éste deberá de ser constantemente controlado de modo que se pueda verificar si la caldera tiene agua suficiente para funcionar correctamente.
* Si los sistemas incluyen una columna de destilación separada, el usurario deberá asegurarse periódicamente que la criba interna no está obstruida con residuos de la destilación anterior, ya que éstes impedirán el paso de los vapores a través de la columna.
* Deberá ser tomada una precaución extrema en el momento de abrir la columna de destilación (especialmente en la destilación de alcohol) para evitar la inhalación de vapor y/o quemaduras.

Deberán de tenerse en cuenta todas las precauciones necesarias para la seguridad del sistema y del usuario.