Limpieza y Mantenimiento

Cleaning StillIndependientemente del modelo, antes de usar su alambique por primera vez, le recomendamos que lleve a cabo una destilación con agua para limpiar cualquier impureza dejada durante el proceso de fabricación del alambique. Posteriormente, como cualquier pieza de maquinaria o de ferretería, es esencial que mantenga limpio su alambique para que éste se conserve a lo largo de los años.

Si utiliza el alambique solamente una vez al año, debe asegurarse de que esté completamente limpio antes de guardarlo para la destilación del año siguiente, algo que es una práctica habitual en la Península Ibérica después de la época de las cosechas. El proceso de limpieza eliminará los ácidos sulfúricos así como otras sustancias nocivas acumuladas y depositadas en las paredes del alambique, desde el pote hasta la serpentina. Puede llevar a cabo la destilación de limpieza con una mezcla de harina de centeno y agua.
Es bastante simple, sólo tiene que llenar el 40% de la capacidad de su alambique con agua y un 5% con harina de centeno. Antes de efectuar la destilación de limpieza, asegúrese de que el cuello de cisne y la serpentina no se encuentren obstruidos. Después de colocar el casco del alambique, vede todas sus uniones utilizando para ello una técnica de sellado tradicional.

Sin embargo, si utiliza su alambique con bastante frecuencia, es decir, durante todo el año, no necesita realizar una destilación con harina de centeno y agua. Basta con que realice una destilación con agua.

Con el uso regular y el paso de los años, el cobre se oxida gradualmente y adquiere un color rojo oscuro. Para pulir el exterior de su alambique, le sugerimos que use un pulidor apropiado que no contenga sustancias toxicas. Es importante que no emplee sustancias abrasivas. También puede limpiar su pote siguiendo uno de los dos métodos tradicionales: fregar con un paño humedecido en una solución de sal y zumo de limón; o colocar en un paño las cenizas de la hoguera (si es ésta la fuente de calor del alambique). Este último método tanto puede ser usado en el exterior como en el interior del alambique.

Si usa el alambique para hacer aceites esenciales, tenga cuidado porque estos se acabarán adhiriendo a las paredes del pote y a los tubos formando una corteza pegajosa. Debe siempre limpiar todas las partes del alambique con agua tibia para eliminar la grasa, en especial en el tubo de condensación, en caso contrario este quedará obstruido con el paso del tiempo.
Por favor, acuérdese que los alambiques usados para producir aceites esenciales no deben ser usados para hacer bebidas alcohólicas, pues al largo del tiempo el cobre quedará naturalmente impregnado con los aceites esenciales, pudiendo contaminar la bebida que podrá quedar inapropiada para el consumo humano.

Después de la compra le será enviado un folleto con todos los procedimientos de limpieza y con las instrucciones básicas detalladas.