Técnica de Uniones Remachadas

Un remache es una pequeña chincheta de metal utilizada para fijar piezas metálicas lisas. Tiene una forma cilíndrica y dos cabezas forjadas, una hecha en el momento de la fabricación del remache y otra hecha con calor en el momento de la inclusión del remache. Esta técnica de unión de las piezas efectuada por estos fijadores cilíndricos introducidos en los orificios, data desde los tiempos egipcios.

Los egipcios desarrollaron el trabajo del metal de tal forma que la excelencia y la pericia referente a algunas técnicas nunca fueron superadas. A lo largo de la historia de Egipto los mismos herreros que trabajaban los metales preciosos también trabajaban el cobre y el bronce.

Todo el egipcio con buen gusto poseía un espejo de mano de cobre pulido, de bronce o de plata. En las tumbas fueron encontradas jarras de cobre y cuencos para lavar a mano. Los cuencos y las jarras eran de cobre martillado (hechos a partir de hojas de cobre). Los picos eran fundidos en los moldes y unidos a los objetos por remaches de cobre. Todas las piezas decorativas eran hechas con cobre martillado. Todas las partes constituyentes de la pieza eran martilladas separadamente, siendo después unidas por remaches de cobre o fijadas en un núcleo sólido, ya que aún no había sido inventada la soldadura. Las hojas de cobre martillado eran transformadas en estatuas, cuyas partes eran unidas con remaches de cobre. Una estatua egipcia del faraón Pepi I, expuesta en el museo del Cairo es un ejemplo extraordinario del trabajo desarrollado por entonces.

Las uniones de las partes metálicas son necesarias en casi todas las construcciones y constituyen una parte crítica de la concepción de las piezas.
Los remaches son utilizados en la mayoría de las construcciones metalúrgicas, incluyendo la construcción de aviones, embarcaciones, motores de vapor, entre otras construcciones. Estas uniones, los remaches, tienen dado pruebas de confianza y de un excelente servicio.
Actualmente, en la fabricación del acero pesado, la soldadura substituye casi por completo los remaches en la unión de juntas.

Desde que los árabes introdujeron en la Península Ibérica los alambiques y alquitaras en los que en su construcción habían sido utilizados remaches. Este es el método tradicional de unión de las diferentes partes que constituyen el alambique. Sin embargo, a pesar de que actualmente muchos alambiques son soldados las generaciones más antiguas, así como muchas otras personas prefieren los alambiques con uniones de remache. 

Sin embargo, este método tradicional de unir las tres partes que constituyen el alambique (base, barriga y parte superior) se ha mejorado a lo largo de los tiempos. Para volver el pote absolutamente impermeable es aplicado en el interior de todas las uniones una solución de aceite de linaza (aceite de linaza mezclado con otros ingredientes naturales). Para quitar el exceso de aceite de linaza que ha sido utilizado para sellar todas las posibles salidas del vapor, aconsejamos que haga una destilación con agua limpia y harina de Centeno (vea Limpieza y Mantenimiento). Si después de una destilación alguna solución persiste en las paredes del pote, NO LO RASPE, en caso contrario podrá crear una grieta en su pote. El exceso de solución desaparecerá en las siguientes destilaciones, además el resto de la solución dejado en el pote no afectará o influenciará a ningún destilado.

Después de la compra le será enviado un folleto con todos los procedimientos de limpieza y con las instrucciones básicas detalladas.