Porque Utilizar el Cobre

El cobre tiene una gran importancia en lo que se refiere a la mejora de la salud pública. Sus propiedades antipatógenas previenen infecciones en casa, en el trabajo y en los hospitales.

La tubería de cobre se utiliza considerablemente en las canalizaciones, ya que preserva la pureza del agua potable. El cobre tiene efectos antibacterianos puesto que impide que microorganismos como bacterias, virus, algas y parásitos infecciosos se desenvuelvan en el agua abastecida.

Las superficies hechas de cobre y de latón, como el pomo de las puertas o las superficies de las mesas, también pueden reducir la difusión de enfermedades provocadas por microorganismos. La contaminación de los alimentos por microbacterias se puede reducir a través del uso de superficies de cobre durante la preparación de los alimentos. Investigaciones recientes han constatado que la Escherichia coli O157, una variante de la E. coli bacterium, que es particularmente letal, muere en algunas horas después de entrar en contacto con una superficie que sea de cobre o que esté seca. Sin embargo, esta bacteria mortal puede vivir durante aproximadamente un mes sobre el acero inoxidable, material corrientemente utilizado en las superficies donde se preparan alimentos y en los instrumentos de destilación de plantas a través del vapor.

Los hospitales y las clínicas reducen la transferencia accidental de microorganismos a través del uso de la pintura de cobre antibacteriana en las paredes y de la colocación de pomos y otros accesorios de cobre en las puertas. El cobre también se emplea en la fabricación de antibióticos, con la intención de mantenerlos inalterados.

¿Por qué utilizamos cobre en un alambique?

El cobre se emplea tradicionalmente en la fabricación de alambiques porque:

* Absorbe el azufre, sus compuestos y la levadura, que se producen durante la fermentación y cuya presencia en el destilado de la bebida o del aceite esencial es indeseable, dado su mal olor. El cobre permite, además, mantener el destilado dulce;
* Reduce la contaminación bacteriana;
* Tiene excelentes propiedades conductoras del calor que ayudan al calentamiento y al enfriamiento de los vapores;
* Previene la producción de etilcarbamato, una sustancia tóxica formada a partir del cianuro (que se encuentra, por ejemplo, en los huesos de las frutas);
* Mejora la calidad del producto final. Si la calidad del mosto no es microbiológicamente perfecta, el cobre mejorará el producto final.

Desde hace muchos años el cobre se ha usado en la construcción de alambiques. Con el paso del tiempo y la evolución tecnológica, se han introducido nuevos materiales como el acero inoxidable. Sin embargo, la vieja Europa nunca cambiará sus alambiques de cobre por alambiques de cualquier otro material por la durabilidad y la influencia positiva que otorga a los resultados finales.