Columna de Reflujo y Conjunto de Alambique Soldado en Cobre

El pote tradicional necesita de altas temperaturas, lo que significa que el producto de destilación  tendrá un cierto  porcentaje de agua y un grado de alcohol  más bajo, volviéndolo mucho más seguro para el consumidor.

Este proceso es el más comúnmente utilizado en Europa, así como en otras partes del mundo, para produ...

El pote tradicional necesita de altas temperaturas, lo que significa que el producto de destilación  tendrá un cierto  porcentaje de agua y un grado de alcohol  más bajo, volviéndolo mucho más seguro para el consumidor.

Este proceso es el más comúnmente utilizado en Europa, así como en otras partes del mundo, para producir coñac, Whisky, "armagnac", entre otras bebidas espirituosas. Además, confiere a las bebidas alcohólicas el aroma asociado a éstas. Este proceso es conocido como proceso de destilación simple

Cuando se pretenda elevar la pureza del alcohol, es necesario proceder a una segunda o tercera destilación.

A finales del siglo XIX, se introduce la columna de reflujo, que hizo posible realizar  múltiples destilaciones de una sola vez y obtener un resultado final más puro. En la época, revolucionó la producción de muchos productos petrolíferos y químicos que son usados hoy en día.

Como algunos de los componentes menos volátiles también se evaporan, la destilación no consigue separar sustancias con puntos de ebullición semejantes. Para alcanzar un nivel más elevado de pureza, necesitaremos efectuar varias destilaciones;  juntar el vapor que sale, condensarlo, limpiar el alambique y ponerlo nuevamente en funcionamiento. He aquí la razón por la cual los destiladores deben efectuar, dos o tres destilaciones para alcanzar 80 grados alcohólicos. La columna de reflujo permite que esto pase continuamente (es el llamado proceso de destilación fraccionaria). El reflujo reintroduce una parte del condensado en la columna para que le dé pureza al producto destilado. La pureza es mejorada durante la destilación, permitiendo que el vapor se mezcle con algunos líquidos a una temperatura un poco más baja. 

Nuestro alambique Al-Ambiq® con columna de reflujo posee un pote de cobre de uniones soldadas y una columna alta (la columna de reflujo) que incluye el condensador.

Retirando el tapón que se encuentra en la parte superior de la columna de reflujo, podrá colocar una goma de silicona y un termómetro, que se encuentra incluido y permite controlar los puntos precisos de corte entre las cabezas, corazones y rabos. El sistema de agua, además de ser usado por el tubo de condensación, también entra en contacto con la columna de reflujo.

Los vapores del pote empiezan a acumularse en la cámara de vapor inicial. Posteriormente, suben a la columna de reflujo. Cuando estos vapores entran en contacto con la superficie fría, localizada en la base de la columna, los vapores menos volátiles se condensan y caen en el pote. Este proceso es conocido como proceso de pre-refinamiento. A medida que los vapores continúan subiendo a la columna de reflujo, estos continúan condensándose, debido a las bajas temperaturas de la columna y el líquido cae en forma de cascada en la caldera, mezclándose con los vapores que ahí se van formando. El líquido de reflujo ayuda a limpiar los vapores ascendientes y aumenta su grado de pureza. 

El alambique con  mayor columna de reflujo tendrá dos procesos de pre-refinamiento; uno en la base de la columna de reflujo, donde se localiza la entrada de agua; y otro en la parte superior de la columna, donde se encuentra la salida del agua y donde también el agua entra en contacto con la columna y origina más condensación de vapor  que va apareciendo.

El sistema profesional con columna de destilación continua tiene una serie de platos de refinación en la columna de reflujo para aumentar la pureza que son una especie bandejas sobre los cuales fluye el líquido y las burbujas de gas a través de los orificios ahí existentes. Debido a que algunos de los componentes menos volátiles también se evaporarán, estas series de bandejas, que tienen temperaturas cada vez más bajas a medida que alcanzamos la parte superior de la columna, condensarán los componentes menos volátiles para el líquido. El número de bandejas es decisivo en la determinación de la pureza de los productos. Cuantas más bandejas tenga la columna, mayor será la pureza del producto destilado. Un mayor número de bandejas requieren más energía. Existe una cierta dificultad en el diseño y construcción de estas bandejas, no siendo aconsejadas para columnas con un diámetro inferior a 30 centímetros.

Aconsejamos entonces nuestra columna de reflujo compactada, cuyo relleno, no se encuentra incluido  y que puede ser hecho al azar o posicionándolo cuidadosamente en la columna de reflujo.

La altura ideal de llenado necesario para alcanzar el mismo efecto producido por la bandeja es  llamada HETP - Height Equivalent to a Theoretical Plate (Altura Ideal Equivalente para una Bandeja Teórica). Los HETPs más pequeños son mejores que los mayores, lo que significa que para una determinada altura de una columna (por ejemplo, para una columna de 1 metro) necesitará  más   platos ideales. Por ejemplo, funcionaría con dos bandejas (87º de pureza) si el HETP fuera de 0,5 metros; con cuatro (92º de pureza) si el HEPT fuera de 0,25 metros. Si no tiene un número exacto de bandejas teóricas, no habrá problema, proceda a llenarla proporcionalmente con los números presentados arriba.

Para calcular el HETP para su alambique consulte, por favor

http://www.homedistiller.org/refluxdesign.htm#hetp aquí podrá encontrar toda la información necesaria para calcular la pureza del vapor. Consulte también

http://www.5continentsusa.com/cer-pack.htm para informarse acerca de los diferentes tipos de relleno comercializados.

Para un destilador aficionado, será más fácil y alcanzará un grado más elevado de pureza, si se usa alambre de acero (de acero inoxidable o de cobre) en lugar de proceder al relleno de la columna con pequeños pedazos de mármol, tornillos de acero inoxidable, pequeños aros de vitrocerámica o alambre de cobre (que serán siempre una alternativa), además  tendrá que  limpiarla frecuentemente (cada 20 litros de destilación, por ejemplo).

Para proceder a llenar la columna de nuestros sistemas de destilación con columna de reflujo basta mover la extremidad de la parte superior de la columna de reflujo, la cual no se encuentra soldada, y llenarla con el material que desee. Dependiendo del diámetro de la columna, los objetos más pequeños producen un mejor efecto, sin embargo hay que tener cuidado de no obstruir la columna pues es necesario que haya espacio para que el gas y para que el liquido fluyan a la vuelta de los elementos que constituyen el relleno.

Los elementos para llenar se encuentran con temperaturas más altas en la base que en la parte superior de la columna.

Cuando los vapores entran en contacto con el material para llenar, los materiales menos volátiles, que tienen un punto de ebullición más bajo se van a condensar y caer. Posteriormente este líquido se reevaporará y el vapor  resultante será rico en componentes más volátiles. El material para llenar intenta mantener el destilado intermedio en el lugar para que pueda ser bañado por el vapor caliente ascendiente, permitiendo extraer las materias más volátiles del destilado intermedio. Finalmente, cuando el vapor pase el material para llenar y entre en contacto con la parte superior del tubo de enfriamiento (modelo arriba de los 25 litros), le serán quitadas las impurezas una vez más, obteniéndose un alcohol más puro (hasta 90º). Cuanta más alta sea la columna, más líquido reflujo se formará y más puro será el producto final, ya que hay espacio para que el líquido y el vapor se mezclen. De este modo conseguirá una destilación limpia y pura, ideal para combinar aromas. 

Información útil:  En la compra de este alambique el cliente tiene dos opciones. La adquisición del conjunto de destilación reflujo que incluye el pote del alambique, el cuello de cisne, un recipiente de condensación y una columna de reflujo, permitiendo, de esta manera, que su alambique funcione ahora como el alambique de columna fija, como un alambique tradicional. Con la columna de reflujo podrá destilar cualquier tipo de fruta o cualquier otro material orgánico para obtener un alcohol con elevado grado de pureza y con muy poco aroma. Consecuentemente, si así lo desea podrá aromatizar el destilado obtenido, que presenta un elevado grado de pureza, a través de una nueva destilación llevada a cabo en un alambique normal, para conseguirlo basta con añadir, por ejemplo, madera de roble.

Esta página Web incluye información básica de los diferentes procesos de destilación, así como las distintas precauciones que deberán ser tomadas durante el uso de cada modelo.

Las piezas que componen el alambique fueron diseñadas y producidas para que se ajusten y para que impidan la salida de todos los vapores (hasta el contorno cóncavo del cuello de cisne). No obstante, después de algunos años de uso es natural que haya alguna holgura entre el bidón de cobre y el cuello de cisne, haciendo necesario sellarlo para evitar la fuga de vapores. Esto podrá conseguirse a través de una simple y rudimentaria técnica de sellado.

Estos productos son fabricados con una chapa de cobre más gruesa, razón por la cual, están disponibles en la gama Premium.

Pinche aquí para ver una animación sobre Alambiques de Cobre - Columna de Reflujo

 

Más
Mostrando 1 - 8 de 8 items
Mostrando 1 - 8 de 8 items